TORNAVOZ

Boletín sobre las Artes Escénicas
Boletín Nº 7 / Enero 2024 /  AÑO IV

Estreno absoluto de ‘Secretos de familia’. Entrevista con Javier Ossorio

Compartimos entrevista con Javier Ossorio, director de ‘Secretos de familia’. Una comedia negra basada en el texto de Ignasi Vidal. Estará con nosotros en La Fundición del 25 de abril al 5 de mayo.

TORNAVOZ ¿Qué te hizo enamorarte del texto de Ignasi Vidal?

JAVIER OSSORIO.-‘Secretos de familia’ es un proyecto madurado durante mucho tiempo, desde antes de la pandemia. Hace unos diez años que llegó a mis manos. Desde entonces tenía intenciones de montarlo porque me parecía que la propia historia que cuenta Ignasi, más la materia teatral de las situaciones y de las palabras que utiliza, nos lleva a crear, o por lo menos percibir, una serie de situaciones dramáticas muy interesantes tanto para las actrices como para el espectador.

TVZ ¿Podrías contarnos cómo habéis trabajado actoralmente estos personajes?

JAVIER OSSORIO.- La creación de los personajes por parte de Asunción Sanz, Mercedes Bernal y Alba Suárez ha sido un trabajo tranquilo, sosegado, muy delicado.Para mí era fundamental que fuera así, porque además las actrices no se conocían entre sí. Le di la máxima relevancia a que se fuera asentando poco a poco la relación de las tres hermanas El proceso de creación de esos vínculos es lo que nos ha llevado a construir entre todos los momentos clave de la relación entre ellas, desde la infancia, generar recuerdos y sensaciones comunes. Hemos trabajado desde el imaginario de cada una de ellas y hemos ido volcando todos esos recursos en un caldero común del cual hemos bebido los cuatro, tanto las tres actrices como yo,

TVZ ¿Ha habido alguna modificación del texto original por parte de la dirección? En caso afirmativo, ¿cuáles han sido las motivaciones para llevarlas a cabo?

JAVIER OSSORIO.- Sí, hay que pensar que es un texto que está escrito hace unos diez años y lógicamente este país y nosotros hemos cambiado por el camino. Digamos que el ochenta por ciento de la trama y del texto que va a escuchar el espectador es el original. Pero sí ha habido cambios dramáticos y narrativos.El espectador de ahora percibe el teatro de distinta manera a como lo hacía diez años atrás, aunque no nos demos cuenta, la información ha cambiado mucho. Consumimos imagen, televisión, cine y literatura de manera más compulsiva desde la pandemia.. Entonces el tempo del texto original ha habido que actualizarlo, para hacerlo llegar de una manera mucho más directa

TVZ Es recurrente el tratamiento dramático de este tipo de historias familiares ¿qué destacarías de este montaje frente a los enfoques habituales?

JAVIER OSSORIO.- El tratamiento viene dado desde el origen de la propuesta,que es el texto de Ignasi Vidal. Digamos que hemos conseguido bucear en las profundidades de los personajes. Los personajes tienen una dificultad añadida, que es la cantidad de registros por los que pasan en muy breve espacio de tiempo. Los textos de Vidal son muy adaptables para los actores y las actrices, muy cómodos, fáciles de adaptarlos como segunda piel, pero que a la vez les plantea retos dramáticos y escénicos, como es el caso de la variedad de registros y estados emocionales por los que pasan las actrices en esta ocasión. Por eso hemos trabajado en la profundidad de los personajes, creando un fondo de armario de dónde tirar de registros emocionales. A mí me gusta trabajar de una manera muy metódica, pero dejándome sorprender por lo que proponen los actores. A partir de esa creación, en los ensayos los actores se testan sobre el escenario. Si localiza lo que funciona, se asienta,se deja reposar y, como si se tratara de un cuadro, necesita un tiempo de secado y después quizás otra mano de barniz y así sucesivamente. Finalmente, el espectáculo es la suma de muchos pequeños detalles e intenciones que proporcionan un cromatismo emocional muy interesante para el espectador y muy rico para la puesta en escena.

TVZ ¿Qué perfil psicológico tiene el pater familias como detonante de la trama?

JAVIER OSSORIO.- Lo interesante del texto es que la figura del padre la vamos descubriendo a través de las hijas que hacen de espejo de éste y nos van desvelando
la relación que tenía con cada una de ellas.

TVZ ¿Existe una ruptura generacional entre los protagonistas?

JAVIER OSSORIO.- La educación que reciben las hermanas es bastante similar. El padre era de carácter estricto, férreo en sus creencias. La hermana mayor es la que desarrolla su vida de manera más condicionada a la figura del padre, se hizo cargo de él y estudió lo que debía, guiada por este. La segunda hermana sí tiene choques ideológicos con su padre, una de las razones que la lleva a abandonar el entorno , y la pequeña es un alma libre que ha sido más consentida. Por otro lado, la madre ausente es una figura omnipresente a lo largo de la obra, la relación con ellas y la pérdida que sufren cuando fallece.

TVZ ¿Cómo ha sido trabajar con Ignasi Vidal?

JAVIER OSSORIO.- Hace diez años llegaron sus textos a mis manos, y nos pusimos en contacto
Fue la primera vez que trabajamos juntos, entonces con ‘Un recuerdo de Avignon’ que fue producida por La Fundición, un trabajo que resultó muy interesante y que fue nominado en varias ocasiones.
Nos entendimos aquella vez muy bien, y ahora, exactamente igual.

TVZ ¿Cómo fue el proceso de selección de las actrices?

JAVIER OSSORIO.- No ha sido fácil y a la vez ha sido muy fácil, aunque suene contradictorio. La elección de tres actrices para representar a estas tres mujeres fue una decisión crucial.
Había trabajado con Asunción y Mercedes, que contaban con cierta ventaja porque habían trabajado juntas y se conocían. Por otro lado, yo había conocido el trabajo de Alba en los escenarios, y me resultaba un talento interesante el suyo. A ella la llamé y aceptó entusiasmada.
En un primer momento, había que fomentar una relación entre ellas, había que establecer las bases para que surgiera de forma natural, .y así fue, ahora son íntimas. Han trabajado juntas en la creación de infancias y un pasado común, que queda reflejado en el escenario. De alguna manera mi papel, además de dirigir el espectáculo, tiene que ser dirigir las energías de los actores y los estilos de actuación para establecer los lugares de juego o áreas de trabajo. A partir de ahí se trabajan los matices que luego se condensan en una unidad o visión dramática que finalmente queda reflejada en la percepción del espectáculo. Hemos tenido la suerte de poder preparar el espectáculo desde octubre, trabajando semanalmente, y ya desde Navidad más intensamente. De esta manera se han ido asentando los personajes, y el proceso ha sido muy fluido.

TVZ ¿Qué tiene entre manos Javier Ossorio? ¿Podrías hacernos algún adelanto de tus próximos proyectos?

JAVIER OSSORIO.- Estoy preparando un estreno para otoño, sobre la figura de Frida Kalho con la bailarina Nieves Rosales. un espectáculo propio, ‘Soñando Frida’. Siempre he creído que una vida tan compleja no se podía abarcar de una forma generalista, sino a través de momentos de su vida, y la danza en formato de monólogo me ha parecido la mejor manera de plasmarla.